Repsol, de la mano de aliados locales, lanza acuerdo para llegar al sureste del país.

Repsol, de la mano de aliados locales, lanza acuerdo para llegar al sureste del país

  • Repsol ha materializado acuerdos con aliados locales para abrir 13 estaciones de servicio en Veracruz y Puebla
  • Repsol ofrece en sus estaciones los combustibles Neotech, una formulación exclusiva desarrollada en su Centro de Tecnología

Repsol ratificó su compromiso con el mercado mexicano con la materialización de acuerdos con aliados locales para abrir próximamente 13 gasolineras en Veracruz y Puebla, integradas en la actualidad en el grupo OctanFuel. Estos acuerdos llegan después de la apertura de las primeras 10 estaciones de servicio de Repsol en Ciudad de México, inauguradas oficialmente el pasado 12 de marzo.

 

La compañía comienza su proyecto de expansión nacional en el segmento de las estaciones de servicio de la mano de asociaciones y jugadores clave de la industria energética como Roberto Díaz, Presidente de Onexpo, y Gilberto Bravo Torra, Presidente de OctanFuel, de la Organización de Gasolineros de Veracruz (OGAVE) y de la Unión de Créditos Gasolineros.

 

Representantes de Repsol han participado hoy en un evento realizado en el World Trade Center (WTC) de Veracruz, donde estuvieron presentes más de 200 propietarios de estaciones de servicio de los estados de Puebla, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Veracruz, los cuales cuentan con más de 700 estaciones de servicio en la región.

 

En este acto, Repsol entró en diálogo sobre las oportunidades actuales del sector gracias a la Reforma Energética y a la liberación del mercado, el cual vive una etapa positiva y de fuerte competencia para beneficio del usuario, de los socios locales y profesionales especializados en la industria, además de demostrar su experiencia a través de su tecnología, transparencia y buenas prácticas en la operación, servicio y atención al cliente.

 

“México es un país con gran potencial de crecimiento, que representa para nuestra compañía una apuesta clara y un mercado estratégico. Para nosotros es un motivo de orgullo poder iniciar nuestra expansión nacional en Veracruz y Puebla”, afirmó Óliver Fernández, Director Comercial y de Desarrollo de Red de Repsol para México.

 

Los acuerdos firmados para Veracruz y Puebla reafirman el compromiso y el proyecto a largo plazo de Repsol en México, cuyo objetivo es abrir entre 200 y 250 estaciones de servicio anuales, hasta alcanzar una cuota de mercado del 8 al 10%, con una inversión cercana a los 8 mil millones de pesos, sin tener en cuenta el desarrollo de infraestructuras. La compañía también se plantea abrir estaciones de servicio propias.

 

Repsol prevé finalizar el año 2018 con 200 estaciones operativas en el país. Como quedó demostrado esta mañana en el WTC de Veracruz, está recibiendo múltiples muestras de interés por parte de empresarios mexicanos del sector para asociarse y extender su red en el país.

 

La compañía ofrece en sus estaciones los combustibles Neotech, una formulación exclusiva desarrollada en su Centro de Tecnología, y que incorpora toda la experiencia acumulada en las competiciones del motor más exigentes, como el Mundial de Motociclismo, el Dakar o la Fórmula 1. La transparencia y los controles de calidad y volumétricos son otras de las señas de identidad de la propuesta de valor de Repsol en sus estaciones de servicio. La compañía ha colocado bombas nuevas y propias en sus gasolineras en México, cuyo mantenimiento corre por su cuenta, y ha instalado el Sistema de Estación Segura Repsol (SES Repsol) para el control volumétrico. Se trata de un sistema que no permite que las bombas de las estaciones sean alteradas, a lo que se suma un control diario de medida por parte de la compañía.

 

Acerca de Repsol

Repsol tiene presencia en México en diferentes negocios, en los que participa junto con distintos socios locales y crea valor para la compañía y el país. Mantiene una alianza con el Grupo Kuo, con quien fundó en 1999 Dynasol. Esta joint venture es una de las diez mayores empresas de caucho sintético del mundo, y cuenta con plantas en Altamira (México), Santander (España) y China. Además, Repsol produce y distribuye sus lubricantes en el país.

En el área de Upstream (exploración y producción de hidrocarburos), ha sido adjudicataria de bloques exploratorios en las últimas rondas mexicanas de licitación, en algún caso también de la mano de socios locales (un bloque en la ronda 2.1, junto a Sierra Oil & Gas, en septiembre de 2017; y tres bloques en la ronda 2.4, en enero de 2018).

 

Repsol es una de las compañías privadas de petróleo y gas más relevantes del mundo. Desarrolla su actividad en las áreas de mayor potencial energético del planeta y dispone de uno de los sistemas de refino más eficientes de Europa.

 

Está presente en 37 países, comercializa productos en más de 90 y emplea a más de 24 mil personas. La compañía cuenta con actividad en toda la cadena de valor, incluyendo la exploración y producción de hidrocarburos, refino, transporte, química, estaciones de servicio y nuevos tipos de energía.

 

Produce diariamente cerca de 700 mil barriles equivalentes de petróleo, y sus excelentes activos de refino pueden procesar un millón de barriles de crudo al día, lo que la sitúan como la décima compañía del mundo por capacidad. También distribuye y vende carburantes y lubricantes a través de sus más de 4,700 estaciones de servicio, sector del que es líder en España y en el que cuenta con una contrastada experiencia internacional, con presencia en Perú, Portugal e Italia. Por la red de estaciones de servicio de la compañía pasan cada día 1.5 millones de clientes. En este sentido, cuenta con la ventaja competitiva de haber protagonizado a comienzos de los años noventa el proceso de liberalización del sector energético en España, que fue similar al que se está viviendo ahora en México.

 

En tecnología –uno de los pilares de la compañía-, Repsol desarrolla proyectos punteros que la han convertido en un referente en materia de innovación en el mundo de la energía. La compañía cuenta con un Centro de Tecnología propio en el que trabajan más de 200 científicos e investigadores, que desarrollan productos y servicios relacionados con toda la cadena de valor del negocio. Repsol ha invertido cerca de 500 millones de dólares en tecnología desde el año 2013 y en el último ejercicio fue una de las compañías europeas que más patentes registró, un total de 24.